• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 01/08/2010
Visto: 600 veces
Fuente: La Nación Turismo

Visita a una ciudad de tradicionales atractivos, con aguas termales, días de campo, preparativos del Carnaval e historias junto al río que ya son parte del lugar.

Años de encuentros y desencuentros se reflejan en las paredes pintadas de una ciudad que ha cambiado para siempre. Pase lo que pase con el conflicto por las pasteras, el tema es parte de la vida cotidiana y atraviesa el viaje del recién llegado, interesado en la situación o simplemente de vacaciones, como en un lugar cualquiera. Pero Gualeguaychú no es un lugar como cualquier otro. Más allá de los debates y las banderas, de las sonrisas y las broncas, el pueblo se distingue por una calidez y un entusiasmo que emocionan.

En materia de turismo, la principal bandera son las comparsas. No todo el año es Carnaval, pero se trabaja en su preparación durante doce meses, de manera que una vuelta alrededor del corsódromo, incluso fuera de temporada, permite conocer el movimiento silencioso de una tarea que atañe a miles de habitantes y genera ingresos cercanos a los 60 millones de pesos.

Así es posible empaparse de aires carnavalescos, aunque ya muy cerca del verano, los portones se cierran; el desarrollo de los trajes y las carrozas se vuelve entonces un secreto de Estado . "Es muy común que te manden espías de otras comparsas. No es que te vayan a robar ideas, pero si conocen tu trabajo das mucha ventaja", cuenta Rodolfo Rodríguez, director de Ará Yeví, última campeona del Carnaval. Para mantener el enigma, ni siquiera quienes trabajan en los talleres durante el año conocen el tema que plasmará el grupo en escena.

La actuación de Ará Yeví, del Club Tiro Federal, se basó este año en un nuevo tema medioambiental, específicamente la protección de la tierra. Si cada gualeguaychense tiene su historia por contar vinculada con el conflicto, una anécdota del director de la comparsa tuvo repercusión internacional: él fue el encargado de vestir a Evangelina Carrozo, en 2006, para la Cumbre de Presidentes en Viena.

"Ella me llamó en secreto. No podía usar un traje común por los alambres, así que tuvimos que hacer uno que no fuera descubierto por los sensores. Lo elaboramos en una semana, a las corridas, sin saber bien para qué era", recuerda.

Las termas del Gualeguaychú también se disfrutan durante el año entero, más aún en primavera, cuando la vegetación se luce en las 20 ha de un complejo con piletas bajitas: ninguna supera el metro, de manera que las familias con chicos se encuentran en la medida justa.

El predio tiene seis piletas termales de agua salada, con temperaturas de entre 37ºC y 42ºC; cuatro son cubiertas. Además, para los días de calor hay dos piscinas de agua dulce, a temperatura natural. El lugar se ubica a cinco minutos del centro, en el kilómetro 2,5 de la ruta 42, donde una bandera contra las papeleras es parte de los carteles de bienvenida. El otro complejo termal de la ciudad es Termas del Guaychu.

Para disfrutar del agua dulce, el río Gualeguaychú se puede aprovechar en paseos náuticos cada vez más difundidos en la ciudad, como los de Felipe Tommasi, que parte en velero desde el Club Náutico en un recorrido que alcanza el derruido Frigorífico Gualeguaychú, la isla Martín Chico y la Cancha del Este, entre otros puntos.

"Aprendí a navegar y me críe en la Patagonia -cuenta Felipe-. Ahí no tenés previsibilidad, por el viento, la nieve... Este es un río muy tranquilo y casi podés salir cualquier día. Es angosto y con muchas curvas, por eso, aunque haya viento fuerte no se producen olas. La mayoría de los visitantes nunca subió a un velero. Nuestra idea es sacarle el miedo."

Son tiempos de aguas más calmas para este navegante que atravesó el Atlántico en un catamarán de vela, cruzó el Cabo de Hornos y se disfrazó de pirata en una manifestación náutica contra Botnia. Entre sus paseos recomienda los nocturnos, para comer una picada a bordo, con cerveza helada o champagne, mientras se ven las luces encendidas de la ciudad y los alrededores.

De la ciudad al campo

El casino ha sido una de las atracciones históricas, en especial cuando no había otro más cerca de la Capital. Hoy es una casa de apuestas más moderna y temática : su decoración se basa en el Carnaval. Atrae a miles de lugareños y funciona todo el año.

Con el calor en aumento, la playa de Ñandubaysal se vuelve el centro de atención. Sobre el río Uruguay, este espacio privado, con camping y opciones gastronómicas, atrae a la mayoría de los visitantes, que aún sueña con playas públicas, pero disfruta igualmente de la arena fina y el bar diseñado por Páez Vilaró.

El parque Unzué es una buena alternativa primaveral, con opciones recreativas sobre un verde imponente. Con 116 hectáreas se divide en parque Chico, con clubes y restaurantes, y parque Grande, con una linda laguna.

Entre las actividades al aire libre, la más nueva es Senderos del Monte, una reserva natural privada. Es para gente "con una sensibilidad especial por la naturaleza. La que viene en plan de fiesta al Carnaval o la playa, no creo que llegue en masa a recorrer este lugar", explica Juliana Powell, paisajista y responsable del proyecto. La propuesta es recorrer a pie, con la orientación de especialistas y juegos para los chicos, un humedal de pastizales salvajes. "La mayoría de las reservas -agrega Juliana- se identifica con una planta o un bichito. Acá la clave es la diversidad."

Para un hermoso día de campo, la clave está en la estancia Itapeby, donde Poppy y Rodolfo Cassarino armaron su proyecto de vida y abrieron sus puertas a los visitantes, para compartir con ellos momentos de gratitud. La filosofía de este cálido matrimonio "es rescatar costumbres olvidadas, pueblos en abandono, ayudar a la economía de zonas rurales con pocos recursos, poner especial atención en las personas, amar la humanidad y el medio ambiente, y lograr la inclusión social de hombres y mujeres de campo".

Quienes los visiten pueden quedarse en su posada o disfrutar de una jornada de cabalgata, paseos en carro y asado de alta gama, además de alimentar animales, ordeñar o simplemente gozar del sol en la pileta. "Y por sobre todo escuchar el silencio", dicen Poppy, argentina, y Rodolfo, uruguayo, que atravesaron momentos particulares ante la división de las aguas, como fiestas familiares con invitados de un lado y el otro del paso fronterizo.

Con agua por correr todavía bajo el puente, atrás quedan algunas antinomias de una ciudad que espera el calor de la primavera.

Datos útiles de Gualeguaychú

Cómo llegar
Desde Buenos Aires. Panamericana por ruta 9 hasta Zárate, ruta 12 hasta Ceibas y luego ruta 14. Son 226 km, que se realizan en auto en poco más de 2 horas, desde la extensión de la doble vía en 2009 (es todo autopista).

Qué visitar
* Termas del Gualeguaychú: Gral.: $ 25. Jubilados y niños: 15. Hab. doble: 170 por día; triple: 190. Reserva mínima de 3 noches (fines de semana largos, 4). Ruta 42, km 2,5; (03446) 499167. info@gualeguaychutermal.com.ar. www.gualeguaychutermal.com.ar
* Itapeby: día de campo, $ 150. Por alojamiento, consultar. Urquiza al Oeste, Parada 7; (03446) 433423 o 15612943. info@itapeby.com, www.itapeby.com
* Navegación con vela: desde $ 35 por persona. Nocturna, 80. (03446) 15632266. expedicionesavela@yahoo.com.ar
* Senderos del Monte: mayores, $ 25; menores, 15; grupo familiar, 60; (011) 15 40507198 o (03446) 15 50 3935. www.senderosdelmonte.com.ar

Más información en www.gualeguaychuturismo.com

Fuente: La Nación Turismo


Ver más información acerca de Entre Ríos y de Gualeguaychú.

Comentarios
Notas y artículos
La leyenda de la casa embrujada La leyenda de la casa embrujada
La Casa de Aedo es la más antigua de Gualeguaychú, de los primeros años del siglo XIX. La casa funciona como museo y muestra la fundación de Gualeguaychú y el asalto de Giuseppe Garibaldi, que saqueó la ciudad. Se puede visitar el mobiliario antiguo y objetos que fueron propiedad de la familia. El lugar más curioso del circuito h
Conociendo las Termas de Gualeguaychú Conociendo las Termas de Gualeguaychú
Ubicado a tan sólo 5 minutos del centro de la ciudad de Gualeguaychú, en un hermoso parque verde, se encuentra el complejo termal que recibe a los visitantes durante todo el año. El complejo cuenta con 6 piletas termales de aguas saladas, en un hermoso parque cubierto con reposeras, con mesas y sombrillas, y 2 piletas estivales de agua dulce a temperatura n
El carnaval, una fiesta con historia El carnaval, una fiesta con historia
El carnaval ya se manifestaba en Gualeguaychú desde el siglo 19, era una fiesta colectiva en la que participaba todo el pueblo. Era en los atardeceres, cuando la gente se reunía en las calles a ver los coloridos trajes, música y fogones que daban vida a la noche pueblerina. En las primeras décadas del siglo pasado, el corso alcanzaba un esplendor com



Buscar hoteles en Gualeguaychú
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365litoralargentino.com
La guía online de Litoral Argentino los 365 días del año
www.365litoralargentino.com
Desarrollado por